10 consejos de sentido común para el éxito de la lactancia materna

10 consejos de sentido común para el éxito de la lactancia materna

Si bien el bebé debe mostrar la punta de la nariz en los próximos días, aún no está decidido: ¿lo amamantará o lo alimentará con biberón?

Si la lactancia materna le parece obvia, cuanto más tiempo pasa, más duda de su capacidad para proporcionar lo que su hijo necesita. ¿Qué pasa si todo no sale como lo soñaste? ¿Y si no pudiera cuidar a su bebé?

¿Cómo tener éxito con la lactancia materna?

Sin pánico. Antes de plantearse la lactancia materna por primera vez, todas las mujeres se hacen mil una preguntas. ¿Cómo poner todas las posibilidades de tu lado para que la lactancia se desarrolle sin problemas? Aquí ya hay 10 comienzos de respuesta. Algo para alimentar tu pensamiento.

TOP 1 | Muéstrate decidido

No, no vas a amamantar porque está de moda, porque todas tus amigas han estado ahí o por miedo a la mirada ajena. La lactancia materna es ante todo una elección personal. Si está amamantando por las razones equivocadas, es probable que ni usted ni su bebé disfruten estos momentos. A algunas mujeres les gusta la experiencia, a otras no. ¿Estás lista para vivir con los senos hinchados, por no decir dolorosos? ¿Aguantarás chorros de leche no deseados y pezones adoloridos? ¿Podrás ofrecer tu pecho al bebé cada vez que lo necesite con el mismo desinterés? Si realmente te apetece, hazlo. De lo contrario, no se castigue. Hay muchas otras formas de desarrollar un vínculo único con su hijo.

TOP 2 | Ser combativo

La lactancia materna no es un río largo y tranquilo. Un día funciona. Y el siguiente, peor. Porque el bebé se enoja, porque tiene menos hambre o tiene un pedo torcido. En definitiva, si la lactancia requiere un tiempo de rodaje, no debes pensar que después todo se irá sin adicción. La magia de la vida es que es impredecible. ¡Y tu pequeño también! Por lo tanto, no se desespere ante el primer charlatán, muéstrese combativo. Y si te enamora, está bien. Ten un buen llanto, recupera el aliento, descansa, ¡será mejor después!

TOP 3 | Sigue el ritmo bebé

Por extraño que parezca, escuche a su médico con un oído cuando hable sobre el número y la duración de las tomas y el tiempo entre dos tomas. Durante el primer mes, su leche está en barra libre. Depende de ti adaptarte al ritmo de tu hijo que, por ser único, tiene necesidades distintas a las de los demás. Sobre todo porque limitar la duración de la lactancia materna puede tener consecuencias en el aumento de peso.

TOP 4 | Involucra a tu hombre

A priori, la lactancia deja poco espacio para tu hombre. Sin embargo, es importante involucrarlo tanto como sea posible para evitar que se sienta distante o incluso que termine desanimándote. Sin embargo, durante la lactancia, Super Papa tiene un papel que desempeñar: preparar la almohada de lactancia, levantar al bebé y colocarlo en el pecho, hacer que eructe, apoyarla cuando esté cansada para no decir abatida. Al igual que en las películas, los héroes más grandes a veces también desempeñan papeles secundarios.

TOP 5 | Cuida tu dieta

Si ya ha tenido cuidado con su dieta durante el embarazo, debe continuar por un tiempo para satisfacer sus necesidades y las de su bebé. Mientras amamanta, necesita más hierro, vitamina D, B2, B6, ácido fólico y yodo, y amamantar quema mucha energía, por lo que debe compensar si desea mantener el ritmo. Para ayudarte, puedes optar por müslis y barritas de cereales de Milupa Profutura Mama que te pueden aportar los nutrientes que necesitas. Además, no olvide beber mucha agua. ¡Un gesto tan sencillo como imprescindible!

TOP 6 | Aprenda a detectar las necesidades del bebé

A menudo se piensa erróneamente que el llanto de un bebé es la señal para prenderse. Al contrario, a menudo es demasiado tarde. En este punto, el bebé tiene tantos colmillos que se enoja y es posible que no pueda prenderse correctamente. Por otro lado, cuando el bebé se mete el puño en la boca, chupa todo lo que encuentra empezando por los dedos, saca la lengua y se inquieta más de lo habitual, este es el lugar para dibujar.

TOP 7 | Encuentra la posición correcta

Hay varias posiciones en los libros que pueden ayudarla a hacer que la lactancia sea más fluida. En términos generales, el bebé debe estar volteado hacia usted, con la barriga contra la suya. También puede utilizar accesorios como una almohada de lactancia, por ejemplo. Si su bebé tiene cólicos , considere colocarlo lo más erguido posible para evitar que trague demasiado aire.

TOP 8 | Cuida tus senos

Tenga cuidado de no dañar sus senos. El dolor a veces puede ser insoportable. Opta por un sostén que te quede bien, evitando las costuras en los pezones para no lastimarlos. Después de amamantar, deja que tus senos se sequen al aire y no dudes en aplicarte un ungüento si sientes que pueden aparecer grietas.

TOP 9 | Escuchas

Sí, durante las primeras semanas después del parto, vivirá al ritmo de su bebé. Pero esa no es razón para olvidarte. Al contrario. Siempre ten en cuenta que tu bebé es una esponja: tú eres mala, él es malo. Sus principios deben guiarlo en su comportamiento, no limitarlo excesivamente provocando una culpa innecesaria. Confía en ti mismo, acepta que no eres perfecto, ámate a ti mismo y estarás bien.

TOP 10 | Pedir ayuda

Si no se siente tan bien como le gustaría, no deje que la culpa se apodere de usted y pida ayuda. Recuerde siempre que todas las mamás necesitan apoyo en un momento u otro. Un poco de holgura nunca te convertirá en la mala madre que temes ser, y pedir consejo nunca ha lastimado a nadie. Mejor aún, hablar sobre sus dificultades y ansiedades con su pediatra, su partera o su médico de familia a menudo le ayudará a encontrar la luz. ¡Sería una pena prescindir de él!

Y usted ? ¿Amamantó o prefirió amamantar con biberón? ¿Ha encontrado alguna dificultad? ¿Qué consejo le darías?

Crédito de la foto: Shutterstock

Categorías Para Comprar Artículos

Artículos Relacionados

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario