7 consejos para hablar sobre la muerte con un niño

7 consejos para hablar sobre la muerte con un niño

Hablar sobre la muerte con su hijo puede resultar difícil. Más aún cuando nos enfrentamos al duelo.

¿Deberíamos contarle todo a un niño? ¿Debería asistir a un funeral? ¿Qué palabras podemos usar? Como ocurre con todos los asuntos de la vida, es aconsejable decirle la verdad con amabilidad y cuidado.

¿Cómo hablar de la muerte con tu hijo y apoyarlo en el duelo?

A continuación se ofrecen algunos consejos que le ayudarán a hablar sobre la muerte con su hijo y le ayudarán en su proceso de duelo.

1 | Use palabras sencillas y justas

Por modestia, miedo o aprensión, el tema de la muerte es a menudo difícil de discutir con un niño. Lo mejor es no esperar hasta que ocurra una muerte en el séquito para sacar el tema. Desafortunadamente, este parámetro no es controlable.

Dependiendo de la edad y la experiencia de su hijo, adapte sus mensajes. Elija palabras sencillas. El psicólogo clínico John Mayer aconseja dar los hechos sin embellecerlos. No dude en utilizar las palabras «muerto», «estar muerto», «en proceso de morir». Puede sonar violento y crudo, pero su hijo necesita las palabras adecuadas para comprender la situación.

La palabra clave: sea honesto y cariñoso. La mejor manera de ayudar a su hijo es hablar con él con palabras reales.

2 | Evite imágenes como «quedarse dormido», «irse» o «irse»

“Dormirse”, “irse”, “subir al cielo”… los especialistas coinciden en decir que este tipo de expresiones pueden confundir el mensaje en la cabeza de los niños. Luego podrían asociar el sueño con la muerte y la ansiedad a la hora de acostarse.

También se debe considerar cuidadosamente el uso de la palabra “enfermedad” para que no se imaginen que un simple resfriado puede conducir a la muerte. No dude en hablar sobre “enfermedades graves” o nombrar la enfermedad cuando sea posible. Los niños suelen ser más fuertes de lo imaginado para hacer frente a estos dolorosos acontecimientos.

Los psicólogos aconsejan explicar que estar muerto ya no es moverse, dejar de hablar, dejar de respirar y dejar de reír. Enséñale que la muerte es natural (todo nace y muere).

3 | No tenga miedo de mostrarle sus emociones a su hijo.

Los niños son esponjas. Sienten cuando algo anda mal o cuando las actitudes de sus padres cambian. Hablar con ellos y explicarles la situación puede tranquilizarlos e integrarlos a la dura realidad del momento. Por lo tanto, no se sentirán excluidos. Un simple abrazo con unas pocas palabras puede ser suficiente para tranquilizarlos.

Ocultar nuestras emociones y especialmente nuestra tristeza durante el duelo equivale a oscurecer la realidad. Pero las emociones que sentimos en ese momento son legítimas. Mostrarlas y explicarlas ayudará a los niños a poner palabras a sus propias emociones, comprenderlas y domesticarlas.

4 | Adapte su habla a la edad de su hijo

Según el psiquiatra infantil Patrick ben Soussan, cuanto más pequeño es un niño, más percibe la muerte desde un punto de vista sensorial. Por tanto, estará más marcado por el hecho de no ver más a la persona, de no oírla más.

Generalmente es alrededor de los 3 o 4 años cuando un niño hace las primeras preguntas sobre la muerte. Busca comprender el mundo.

Entre los 5 y los 7 años, un niño comprende mejor lo que significa morir. Luego integra la irreversibilidad de la muerte.

Fue a los 9 años cuando comprendió que la muerte era parte integral del ciclo de la vida.

5 | Apoye a su hijo en su proceso de duelo

Asistir al funeral con familiares y seres queridos es una parte integral del duelo. Los niños necesitan poder asistir para llorar a la persona desaparecida, despedirse y hacer recuerdos.

El psiquiatra infantil Patrick ben Soussan aconseja asociar a los niños con los hechos relacionados con una muerte para permitirles afrontar la realidad, aceptar esta desaparición y llorar.

6 | Usa los libros

Hay muchos libros para hablar sobre la muerte con los niños. Las palabras utilizadas son correctas y adaptadas a diferentes edades. El libro es un verdadero aliado a la hora de hablar de estos complicados temas. No te prives de ella, te ayudará a encontrar las palabras. Aquí hay una lista de libros sobre la muerte y el duelo para niños .

7 | Permítase no contarle todo a su hijo

Hablar sobre la muerte con un niño es importante, pero no sienta que tiene que entrar en detalles. Los profesionales sin duda aconsejan dar suficiente información para que los niños puedan entender sin necesidad de saberlo todo, especialmente si las circunstancias de la muerte son trágicas.

No se adelante a sus preguntas. Responde sus preguntas sin mentirles ni asustarlos. También puede hacerles preguntas para ver si han entendido correctamente. Esto asegurará que tengan todas sus preguntas respondidas.

Sin presión ! Tienes derecho a no saberlo todo. En este caso, no dudes en decirlo: «No sé qué pasa después de la vida». Un punto de vista, incluso incompleto, suele ser suficiente para permitir que los niños estructuran su pensamiento.

Y usted ? ¿Ha hablado alguna vez de la muerte con su hijo?

Categorías Para Comprar Artículos

Artículos Relacionados

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario